domingo, 9 de abril de 2017

EL IMPERIALISMO EUROPEO EN EL SIGLO XIX


Al finalizar el siglo XV, los descubrimientos geográficos le aseguraron a Europa el predominio en el mundo. Comenzó el proceso de “europeización” por el cual, naciones europeas dominaron y explotaron vastas regiones del planeta. Este proceso se aceleró a mediados del siglo XIX y continuó hasta los comienzos del siglo XX.
Se llama imperialismo a la política de dominio territorial, político, económico y/o cultural de las grandes potencias sobre los pueblos de menor desarrollo.
Entre 1870 y 1914, las grandes potencias europeas  realizaron un nuevo reparto del mundo y dominaron un tercio del planeta: toda África, norte, sur y oeste de Asia; toda Oceanía y partes de América. Aunque en China, Japón y América Latina no ejercieron dominio político, se registró un fuerte dominio económico.
Inglaterra y Francia formaron los grandes imperios coloniales, pero también intervinieron España, Portugal, Bélgica, Alemania, Italia y Rusia. Esta última se expandió por el continente asiático, integrando nuevas tierras y llegando hasta el Pacífico en su afán de encontrar salidas a los mares. EEUU hizo lo propio en América del Norte.
En la colonización participaron militares, comerciantes, misioneros, todos convencidos que con su obra beneficiaban a la población nativa, al aportarle la religión cristiana y la civilización europea, a la que consideraban superior.

Causas o factores que la favorecieron:

·La exaltación del orgullo nacional de algunos estados que no deseaban ocupar un papel secundario en el proceso de dominio del mundo.
·La supuesta superioridad racial y la misión civilizadora del hombre blanco.
·El impulso evangelizador del Cristianismo que pretendía expandir su influencia por el mundo.
·La presión demográfica y estímulo gubernamental a las migraciones para aliviar las tensiones sociales.
·Los progresos en la industria armamentista y en la organización militar.
·La revolución de los transportes y de las comunicaciones lo que facilitó el traslado de personas y mercaderías.
·La intención de obtener el dominio de puntos estratégicos. Por ejemplo Inglaterra ocupó Gibraltar, Malta y Chipre para lograr el dominio del Mediterráneo.
·El deseo de las grandes empresas comerciales o bancarias  de los Estados, de expandirse  e invertir sus capitales en distintas regiones para obtener ganancia.
·La necesidad de nuevas fuentes de materias primas y nuevos mercados para colocar los productos manufacturados por parte de las potencias industriales.

Las formas de dominio

Los europeos establecieron diversos tipos de control sobre los pueblos sometidos.
·       En las concesiones se obtenían ventajas comerciales en países independientes. Éstos cedían puertos a las potencias colonizadoras para realizar actividades comerciales. Fue el caso de Hong Kong en China, que fue cedido por el emperador chino a los ingleses.

·       En los protectorados los imperialistas se reservaban la política exterior y la explotación de determinadas riquezas, mientras las autoridades locales, mantenían cierta autonomía en el orden interno. Egipto fue protectorado inglés tras la compra del canal de Suez.

·       Las colonias de explotación (como Nigeria dominada por los ingleses) y de posición (como Gibraltar o Malta en manos de los ingleses), estaban totalmente sometidas a la soberanía de la potencia colonizadora y administrada por ella.

·       Las colonias de poblamiento recibían una fuerte inmigración europea y tenían autonomía administrativa, dirigidas por los blancos colonizadores. Este fue el caso de Australia en poder de los ingleses.
En el aspecto económico los colonizadores buscaban la explotación de las riquezas de los territorios conquistados.
De éstos se requería la materia prima (algodón, minerales, café, caucho) y se les exigía que compraran a la metrópolis los productos industrializados. A las colonias les estaba prohibido industrializarse y las metrópolis imponían los precios de compra y venta de los productos (les compraba barato y les vendía caro). Se establece así un nuevo “pacto colonial”, que era desigual y perjudicial para las colonias.

 Justificación del imperialismo

Para justificar el dominio se recurrió a diferentes argumentos, como el Darwinismo social, la idea de la superioridad racial y la misión civilizadora del hombre blanco.

Darwinismo social: Se justificaba el uso de la fuerza, afirmando que los estados que no la usen para expandirse corrían el riesgo de desaparecer. T Roosevelt (presidente de EEUU) decía: “Cuando una nación poderosa teme la expansión y renuncia a ella, puede asegurarse que su grandeza y su poder se aproximan al ocaso”.

Idea de la superioridad racial: El senador noerteamericano Beveridge sostenía al respecto de la dominación de su país sobre Filipinas: “No son capaces de ejercer el gobierno propio. ¿Cómo podrían serlo? …Son orientales, malayos, educados por los españoles en la peor etapa de estos…Dios nos ha venido preparando… a los pueblos teutones y de habla inglesa para una actitud de autocontemplación y autoadmiración.¡No! Nos ha convertido en organizadores magistrales del mundo para imponer el sistema allí donde reina el caos”.

Idea de la misión civilizadora: Esa es la visión de muchos comerciantes, oficiales  y misioneros europeos, que creen que con su obra beneficiaban a la población nativa, pues aportaban la civilización europea a la que consideraban superior. Jules Ferry, diputado francés, en su discurso ante la Cámara en 1885 expresaba: “…Señores, es necesario decir abiertamente que las razas superiores tienen un deber respecto a las inferiores…porque hay un deber hacia ellas…el de civilizarlas”.

 Consecuencias del Imperialismo

POLÍTICAS: 
-Modelos europeos impuestos generaron levantamientos de los nativos.
-Pérdida de la independencia o autonomía de los territorios bajo dominio de las potencias.

SOCIALES: 
-Discriminación racial hacia el nativo. Se le reservaban los trabajos inferiores, perdieron sus tierras y fueron víctimas de campañas de exterminio.
-El desarrollo de la vida urbana rompe la organización tribal.

CULTURALES: 
-Las culturas nativas fueron destruídas.
-Las lenguas indígenas fueron desplazadas imponiéndose el idioma del país colonizador.
-La educación europeizó la colonia.
-Se despreciaron las creencias nativas y se impuso la religión de la potencia.

ECONÓMICAS:
-Relación de dependencia entre metrópolis y colonia. 
-Deformación de la economía colonial, adaptándola al circuito comercial mundial (producción orientada  al monocultivo).
- Prohibición del desarrollo industrial en la colonia.      

Bibliografía: ABADIE, S;...;URUGUAY EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO. Historia 3ºc.b.u. Editorial Monteverde. 
                        ABADIE, S;…; Historia. Tercer Año. C.B.U. Tomo 1. Siglo XIX en Europa, EEUU, A Latina y Uruguay. Ed Monteverde.

ACTIVIDAD DOMICILIARIA:

1) Define imperialismo y explica las causas de la dominación europea de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.
2) Menciona las principales potencias y las regiones que dominaron.
3) Consigue un mapa con referencias de las potencias y sus colonias durante el período 1870-1914.
4) Explica las diferentes formas de dominio colonial y las justificaciones dadas para dominar dichos territorios.
5) Menciona y explica las consecuencias del imperialismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario