miércoles, 27 de septiembre de 2017

Uruguay entre 1930 y 1946

La década de 1930 se inicia con las repercusiones de la crisis económica de 1929 y del avance de los gobiernos totalitarios, que sumado a la reacción de los sectores conservadores del país (desconformes con la política reformista) y las divisiones políticas existentes en los grandes partidos (en particular en el Partido Colorado la actitud independiente que asumió el presidente Gabriel Terra, que generó discrepancias con el resto del Batllismo), llevará a una dictadura.

Repercusiones económicas de la crisis de 1929 en nuestro país

Las consecuencias más importantes fueron:

  • La disminución de los precios internacionales de nuestras exportaciones.
  • La caída de la demanda mundial de materias primas y productos alimenticios.
  • Dificultades en la obtención de créditos ante la retracción de capitales.
  • A nivel social, aumento de los desocupados (30.000, casi la tercera parte del total de asalariados).
  • Descenso del poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados.

PRESIDENCIA DE GABRIEL TERRA

En el marco de esta situación económica y social se produjeron las elecciones de 1930 en las que triunfó el candidato batllista, Gabriel Terra. 
Poseía importantes vinculaciones con los inversionistas extranjeros y con los grupos económicos que estaban en contra del estatismo.
Desde el primer momento actuó con independencia de la Agrupación Colorada de Gobierno, organismo que coordinaba la acción gubernativa y, sus discrepancias con el Consejo Nacional de Administración hacían prever un enfrentamiento entre las dos ramas del Poder Ejecutivo. Estas divergencias se iban a incrementar por las medidas adoptadas por el Consejo Nacional de Administración para combatir la crisis. Ellas significaron una mayor intervención del Estado en la vida económica y consistieron en:
  • El control del cambio de moneda y del comercio exterior.
  • La suspensión del pago de la Deuda Externa.
  • Limitación de las importaciones y protección a la producción nacional.
  • Aplicación del impuesto a los sueldos de los funcionarios públicos y pasividades para aumentar los ingresos del Estado.
  • Aumento de la contribución inmobiliaria.
Por otra parte, el Batllismo y el nacionalismo independiente (sector que se había apartado de la orientación de Luis Alberto de Herrera) hicieron un pacto en octubre de 1931 que establecía la coparticipación en la administración pública. Este pacto fue denominado, despectivamente, por Herrera, “pacto del Chinchulín”. Este acuerdo, también preveía la creación de un ente del Estado que monopolizaría los combustibles, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP). Además, se autorizó al Estado a expropiar las Compañías telefónicas privadas, creándose las Usinas y Teléfonos del Estado.
Terra propuso una reforma constitucional en 1932 para enfrentar mejor los problemas de la época. Ese fue otro motivo de diferencias, principalmente con el Batllismo.

El golpe de Estado del 31 de marzo de 1933

Al inaugurar las sesiones del Parlamento en 1933 el presidente propuso un plebiscito de consulta sobre la reforma constitucional. Ante esto, un grupo de personas entre las que se encontraban integrantes del Parlamento y del  Consejo Nacional de Administración publicaron un manifiesto atribuyéndole al presidente propósitos subversivos.
El día 30 el presidente promovió la censura previa de las publicaciones que le atribuían intenciones dictatoriales, intervención de las cárceles y el control por la policía de los servicios telefónicos y telegráficos.
Terra, instalado en el Cuartel de Bomberos, y contando con el respaldo de la policía procedió a disolver las cámaras y ordenó la detención de la mayoría de los integrantes del Consejo Nacional de Administración. Se le denominó “Revolución del Machete”, porque lo hizo la policía. Baltasar Brum, ex presidente e integrante del Consejo, se resistió a la detención. Permaneció armado en la puerta de su casa esperando una reacción de apoyo popular que no se produjo, y al llegar la tarde, se suicidó.
La represión se inició de manera inmediata. Se aplicó la prisión y el destierro de los líderes de la oposición, la tortura y la censura de la prensa adversaria.
La nueva situación provocó una división en los partidos políticos. Terra contó con el apoyo de una pequeña fracción de su partido, los sectores conservadores del Partido Colorado, y la fracción mayoritaria del Partido Nacional encabezada por Herrera.
En la oposición se encontraban el Partido Nacional Independiente, la mayoría del Batllismo, la Unión Cívica, el Socialismo y el Comunismo.

La Constitución de 1934

Una vez disueltas las cámaras, se convocó a una Asamblea Constituyente, que elaboró una constitución que tiene como principales innovaciones:
  • El aumento del cuerpo electoral, pues se le otorgó el derecho de voto a la mujer y muchos extranjeros adquirieron el derecho al voto sin haber obtenido la ciudadanía.
  • Se dedicó una sección a definir derechos, deberes y garantías de los ciudadanos, como la protección del trabajo y el derecho de huelga.
  • El Poder Ejecutivo estaba a cargo del Presidente, quien actuaría con un Consejo de Ministros (5 o 6 de la mayoría y 3 del partido que le siguiera en número de votos).
  • La Cámara de Senadores se compuso de 30 miembros electos directamente por la ciudadanía; 15 de la lista más votada y 15 de la lista más votada del lema que le siguiera en número de votos. Popularmente se le conoció como el “Senado de medio y medio”.
  • El gobierno departamental se integró con un Intendente y una Junta Departamental sin facultad para crear impuestos como antes.

Segunda presidencia

De acuerdo a una disposición transitoria de la Constitución, la Convención eligió a Terra presidente constitucional para el período 1934-1938.
Para impedir que los sectores opositores de los distintos partidos se agruparan en un frente electoral, se aprobó la “ley de lemas” (1934). Establecía que la mayoría de los legisladores de un partido era propietaria del mismo y podía negar al resto del partido el uso del lema. La dirección de los partidos tradicionales quedó en manos de terristas y herreristas.
En 1939, otra ley reguló la incorporación de sublemas pero los votos se acumularían al lema. A pesar del fracaso de la oposición, el régimen se fue deteriorando por sí mismo. En las elecciones de 1938, donde vota por primera vez la mujer, gana Alfredo Baldomir (cuñado de Terra).

GOBIERNO DE ALFREDO BALDOMIR (1939-1943)

Se caracterizó por una transición que permitió el retorno del Batllismo al poder. Promovió la reforma de la constitución a la que se opuso el herrerismo (pues significaba la pérdida de la posición que había alcanzado con Terra), por lo que dio un golpe de Estado en 1942, el llamado “golpe bueno”.

La Constitución de 1942

Los cambios fundamentales fueron:
  • En la integración del Senado se eliminó “el medio y medio” y se lo sustituyó por 30 miembros electos por el sistema de representación proporcional.
  • En la designación de los ministros, que debían ser designados entre personas que contaran con apoyo parlamentario.
  • La eliminación del sistema de “cuotas” en la integración de los Directorios de los Entes Autónomos y Servicios Descentralizados.

PRESIDENCIA DE JUAN JOSÉ DE AMÉZAGA (1943-1947)

En las elecciones de noviembre de 1942 resultó electo presidente Amézaga, con quien se produjo el retorno a la normalidad institucional y la plena vigencia de las garantías individuales.

ASPECTOS ECONÓMICOS Y SOCIALES DEL PERÍODO

Si bien uno de los factores que incidió en el golpe de Estado de 1933 fue la presión de los grupos económicos para frenar la política estatista, en este terreno la actitud del gobierno fue contradictoria. La necesidad de enfrentar la crisis hizo que el Estado mantuviera un importante papel en materia económica y social, como en todos los países afectados por la crisis.
  • El Estado mantuvo el control del comercio exterior y la venta de moneda extranjera por el Banco República.
  • Se estableció un sistema de cambios múltiples, fijándose por ejemplo un dólar más caro para importar artículos de lujo, que para comprar materias primas necesarias para la industria.
  • En estos años se produjeron dos devaluaciones monetarias, porque se emitió con el mismo respaldo oro una misma cantidad de pesos, llegando a perder un 62% de valor.
  • En marzo de 1937, el gobierno de Terra firmó la propuesta de un consorcio alemán para la construcción de una usina hidroeléctrica en Río Negro. Si bien las obras se vieron obstaculizadas por la Segunda Guerra Mundial, culminaron con préstamos de origen norteamericano poniéndose en funcionamiento la primera turbina del Rincón del Bonete en 1945.
  • Otra realización importante fue la fundación de Conaprole, que se organizó como una cooperativa de productores con presencia estatal para controlar la producción y comercialización de la leche.
  • Se creó Pluna, primera empresa de aviación nacional y Causa con hidroaviones que hacían el servicio aéreo Montevideo-Bs As y Montevideo-Punta del Este.
  • También se produjo una expansión de la industria como respuesta a la crisis. Como los países que proporcionaban los productos manufacturados estaban en crisis, nuestro país se vio impulsado a desarrollar su propia industria. Colaboró con este proceso, el control efectuado por el Estado de las importaciones y exportaciones. En materia de industrialización, continuaron predominando los rubros tradicionales tales como la fabricación de alimentos, tejidos, bebidas y ropas.
  • En el sector agropecuario los signos fueron de estancamiento. En esta situación incidieron aspectos tradicionales de nuestro sistema productivo (latifundio, predominio de la ganadería tradicional) a los que deben agregarse las dificultades que tuvo el país para colocar su producción ganadera.
  • En materia social, el gran problema fue la desocupación generada por la crisis económica. Para combatirla el gobierno promovió la realización de obras públicas a la vez que adoptó medidas restrictivas a la inmigración para evitar la competencia de los extranjeros.       De todas maneras la situación fue crítica debido a la escasez de trabajo, la suba de los precios y la pérdida del poder adquisitivo del salario. Se adoptaron algunas medidas respecto a la legislación laboral: se aprobó la licencia anual obligatoria y paga para los empleados de comercio (1933) y se reconoció la licencia por maternidad con el pago del 50% del salario. En 1938, se designó por el Parlamento una comisión investigadora para estudiar las condiciones de vida y de trabajo de los obreros, lo que demostraba la existencia de cierta preocupación de las autoridades ante esta problemática; esta inquietud culminaría con la creación de los Consejos de Salarios de 1943.

Bibliografía utilizada:

  • Abadie, S,…, Siglo XX. Europa, EEUU, Asia, América  Latina, Uruguay. Tercer Año. Tomo 2.cb. Ed Monteverde, Mdeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario