lunes, 4 de agosto de 2014

Grecia: la vida en las polis durante los siglos oscuros ( XII AC al VIII AC ).

   La población estaba integrada por nobles, pequeños propietarios, artesanos, médicos, adivinos, jornaleros y esclavos.
  Los nobles, se llamaban a sí mismos aristoi, que significa "la mejor gente". Se agrupaban en genos, grupos de familias que se consideraban descendientes de un mismo antepasado.
  Los nobles gobernaban la polis debido a su poderío militar y económico. En los primeros tiempos, compartieron la autoridad con un rey, quien fue perdiendo atribuciones. El Consejo de nobles se transformó en el órgano de gobierno más importante. Sus miembros fueron vitalicios, administraban justicia, nombraban funcionarios, por lo tanto controlaban la ciudad. Los aristoi más poderosos llegaron a predominar en el gobierno por la fuerza; a esta forma de gobierno se denominó oligarquía.
   Los nobles poseían las mejores y más extensas tierras de los valles, que no superaban generalmente las 80 hectáreas. Basaban su riqueza en la posesión de un oikos que comprendía la tierra, el ganado, almacenes y talleres, la casa donde vivía el noble y su familia y las viviendas de sus sirvientes.
   El oikos procuraba producir casi todo para la subsistencia de sus numerosos habitantes, se molía el trigo para hacer la harina, se elaboraba aceite y vino, se hilaba y se tejía la lana y el lino; también trabajaban la madera y los metales.
   Aquellos productos que les eran imprescindibles y que no poseían, los obtenían por medio del trueque o de la guerra.
   Otra actividad desarrollada por los nobles era la navegación que les permitía además, hacerse de riquezas que contribuían a aumentar su tesoro personal.
   La guerra era la actividad predominante de los nobles; eran los únicos que podían equiparse para el combate, ya que el armamento era muy costoso. Las batallas eran enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Vestían armadura, casco, coraza, escudo, canilleras de metal; se armaban con lanza, espada e iban al combate en carros de guerra tirados por caballos.
   Cuando el noble no iba a la guerra solía entretenerse cazando y participando en banquetes. Creían que para ser noble la personalidad de un guerrero debía incluir entre sus ideales: la fuerza, la vitalidad, el sentido del honor, la valentía, la lealtad y la hospitalidad.
   La sociedad estaba integrada además, por pequeños propietarios, que poseían tierras en la zonas menos fértiles. Vivían en condiciones muy penosas ya que frecuentemente, debían pedir préstamos a los nobles, porque habían perdido la cosecha o ésta había sido insuficiente. Si estos propietarios no pagaban sus deudas en tiempo corrían el riesgo de convertirse en esclavos por deudas.
   Todos los que desempeñaban tareas ajenas a la agricultura recibían el nombre de demiurgos ( artesanos, médicos y adivinos ) y gozaban de independencia y seguridad.
  Los jornaleros llamados thetes, trabajaban las tierras de los nobles, especialmente en el período de la cosecha, recibiendo su pago en especies. Solían vivir en las zonas montañosas al aire libre y cubiertos de pieles de cabra.
  Los esclavos, en esta época no eran tan numerosos, realizaban tareas agrícolas y domésticas. Generalmente eran prisioneros de guerra u hombres libres que habían perdido la libertad por deudas.
( Material extraído de CD “Colección Historia Digital. La Historia, saber en construcción, 1er año.”
y Abadie, S,…,Prehistoria. Antigüedad. Edad Media. Editorial Monteverde.).

ACTIVIDAD: 

1) Explica cómo era la organización política, la sociedad y la economía de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario