lunes, 25 de julio de 2016

"Banda-Puerto"

“Banda Puerto”. Montevideo: ciudad-puerto.

Montevideo era, además de una ciudad-fuerte, un puerto natural, el más amplio, seguro y abrigado del Río de la Plata, por lo que no pudo escapar a su destino mercantil. Inició su transformación rápida desde su fundación, debido a las reformas realizadas por los reyes Borbones, desde mediados del siglo XVIII. La creación del Virreinato del Río de la Plata en 1776 y la habilitación de su puerto al comercio exterior en 1778, por la Real Cédula de Libre Comercio impulsaron el progreso de la región y el auge económico de la ciudad. Medio siglo después de fundada, su amplio puerto recibía a todos los barcos salidos desde España hacia estas regiones. En su viejo muelle de piedra descargaban las mercaderías destinadas a Buenos Aires y hasta para el lejano Perú. Las mercaderías que llegaban eran variadas: telas, vajillas, alhajas, muebles, caña, azúcar, tabaco, algodón. Una vez desembarcadas, parte quedaban en Montevideo; las demás eran trasladadas en embarcaciones más pequeñas al puerto de Buenos Aires y desde allí, hacia el interior del Virreinato. También entraron por Montevideo hasta 1810, más de 20.000 negros esclavos para América del Sur, pues era el único puerto habilitado para este comercio, desde 1791. Otros fueron introducidos por contrabando desde Brasil, y hablaban como si tuvieran un bozal. Llegaban sudaneses y bantúes, traídos de Senegal, Costa de Guinea, Mozambique y Angola. Los esclavos se reponían de las malas condiciones de los viajes en Montevideo pues desde aquí, la gran mayoría eran llevados muy lejos para ser vendidos: Chile, Perú, Argentina. Por el puerto se exportaba cueros, carne salada y charque; cueros de lobos marinos y de pumas; lana de vicuña proveniente del Norte, pieles de chinchilla, planchas de cobre, cacao, cebo, cera, monedas de plata y oro, provenientes de toda la región del Virreinato. En 1810, el puerto de Montevideo era el principal del Río de la Plata, lo que favoreció su desarrollo demográfico, social, económico y cultural. El desarrollo del puerto explica su creciente antagonismo con el de Buenos Aires por el dominio y usufructo de las rutas mercantiles del Río de la Plata. Las medidas que permitieron su desarrollo fueron considerarlo puerto terminal del barco correo que salía de La Coruña cada dos meses; la obligación de recalar en su puerto para todos los barcos que se dirigieran desde El Callao (Perú) hacia España; la concesión del privilegio de ser único puerto de introducción de esclavos en el Sur del continente (1791) y el establecimiento del apostadero naval, base de operaciones de la escuadra española en América del Sur, con jurisdicción hasta las islas Malvinas. Los comerciantes y hacendados montevideanos se unieron entre sí para hacer frente a los conflictos que creaba Buenos Aires, capital del Virreinato, celosa del desarrollo comercial de esta ciudad. Esto dio origen a una verdadera “lucha de puertos”. Los comerciantes se agruparon para hacer oír sus reclamos contra las medidas tomadas por Buenos Aires para perjudicar el comercio de Montevideo. Por su parte los hacendados formaron el “Gremio de los Hacendados” en 1802, para reclamar por la falta de garantía de sus bienes contra las incursiones de malhechores, indios y portugueses.

Actividad: 

1) ¿Cómo era nuestro puerto?
2) ¿Qué beneficios le dio la Corona de España a Montevideo? ¿Qué generó con Buenos Aires?

Bibliografía consultada: 

  • Geymonat, R, et al; Historia II. La Época Moderna en Europa y América. Editorial Santillana.
  • Abadie, S; et al; Historia 2ºc.b. Europa, América y Uruguay entre los siglos XVI y XIX. Ed Monteverde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario