lunes, 12 de septiembre de 2016

Economía y sociedad industrial

                     LA SOCIEDAD INDUSTRIAL        
                       
La sociedad industrial se diferenció de la del Antiguo Régimen, ya la división de los grupos sociales no se basaba en el nacimiento, sino que la  riqueza será  la base de la distinción social. Se pasa de organizarse en estamentos a hacerlo en clases sociales.
Además aparece un nuevo grupo social: los obreros, o proletariado. Son aquellos hombres, mujeres y niños que trabajan en las fábricas o minas. La mano de obra femenina e infantil era muy importante porque como no se requería demasiada fuerza para manejar las máquinas, eran más dóciles y por lo tanto se les pagaba menos que a un hombre adulto. A veces la única paga era un alojamiento y la comida. La gran mayoría estaba muy mal pagos, muy mal alimentados,  maltratados,  y con jornadas laborales hasta de 15 horas diarias. Sus condiciones de vida eran pésimas, sus viviendas eran insalubres, construidas en barrios obreros, cerca de las fábricas, lugares con calles estrechas, sin asfaltar, sin alcantarillado y con suciedad. Las casas eran muy pequeñas con mucha humedad y poca ventilación. Además vivían muchas personas en una misma habitación. Comían mucho pan, y cereales, pero poca carne, pescado, frutas y verduras, por ser muy caras, todo esto fomentaba las enfermedades.
No había ninguna ley que los protegiera, no había un mínimo de horario de trabajo ni de salario a recibir. Los obreros sólo eran dueños de sus brazos, y por eso tenían familias numerosas porque ello aseguraba un ingreso más a la casa, cuando un niño contaba con unos 5 años, ya se le podía conseguir algún empleo. De ahí la palabra proletariado, personas cuya única propiedad era su prole, es decir, sus hijos.
Frente a las condiciones deplorables que les tocaba vivir, los obreros veían en las máquinas y fábricas a sus principales enemigos, por lo que aparecerán movimientos que pretendieron destruirlas. Hasta los inventores eran amenazados y varios de ellos debieron de mudarse hacia otras ciudades. Este movimiento es conocido como Ludismo, porque el origen se remonta a la acción de Ned Ludd, un tejedor que en 1779 fue supuestamente el primero en destruir el telar mecánico que manipulaba. Esta acción se desarrolló entre 1800 y 1830, fundamentalmente en Inglaterra, produciéndose un clima de amenazas, tumultos y desórdenes que asustó a los patrones y provocó la intervención del gobierno. Las acciones contra las máquinas constituyeron el precedente de otras venideras, esta vez mejor organizadas, dirigidas, no contra las máquinas, sino contra sus propietarios. Se formarán los sindicatos, los cuales exigirán leyes que protejan al obrero, en cuanto al salario, horario y condiciones de trabajo. Será una lucha que continúa hasta la actualidad.

En el otro extremo de la sociedad estaban los burgueses, cuyo prestigio y poderío económico no hacía más que crecer. Ellos eran los dueños de las fábricas, bancos y otras empresas comerciales. Su poder político, por el que tanto había luchado, lo hacía más que crecer. Introdujeron nuevas formas de vestir, vivían en las mejores zonas, en palacios y grandes casas. Disfrutaban de los cafés, de teatros, de la ópera, y de las grandes fiestas. Sus valores fundamentales eran el trabajo, el esfuerzo personal, el estudio y el ahorro, valores que fue imponiéndolos al resto de la sociedad.

Mientras tanto la nobleza fue perdiendo su poder y riqueza, pero continuaron siendo un modelo social que los burgueses querían imitar, tanto que muchos burgueses adinerados compraron títulos de nobleza (duques, condes, marqueses).

También los campesinos seguían siendo numerosos pero su importancia disminuyó frente al poderío económico de las ciudades.

En cuanto a los artesanos, esos casi desaparecieron por no poder competir con la producción industrial.

LA ECONOMÍA INDUSTRIAL

Impulsado por la burguesía se consolida el capitalismo, que había aparecido durante la Edad Media. Del capitalismo comercial (se invertía dinero en el comercio para ganar más dinero) se pasa al capitalismo industrial (invertir en la industria para ganar dinero) durante la primera etapa, ya que en la segunda etapa se desarrolla el capitalismo financiero (invertir dinero de bancos en la industria para lograr ganancias).
El capitalismo es un modo de producción basado fundamentalmente en la propiedad privada de los medios de producción, la libre empresa, la libertad de intercambio, el sector industrial, la producción mecanizada y el carácter de asalariado de los trabajadores.
Se entiende por medios de producción las materias primas e instrumentos de trabajo intervinientes en su transformación en productos.
Se denomina capital al conjunto de riquezas o bienes acumulados, generalmente utilizados por sus propietarios con ánimo de aumentarlos o multiplicarlos, a través de la inversión de los mismos en el proceso económico. El capital puede estar constituido por construcciones, maquinarias, tierra, dinero, minas, etc.

ACTIVIDAD:

1.    ¿Cuál era  la principal diferencia entre la sociedad del Antiguo Régimen y la industrial?
2.    ¿Cómo estaba integrada la sociedad industrial? ¿Qué clase aparece en la época?
3.    Explica la situación de las distintas clases sociales.
4.    Busca otras definiciones de capitalismo.
5.    ¿Qué diferencias hay entre el capitalismo comercial y el industrial según el texto?
6.    ¿Quién impulsa y se beneficia con el capitalismo?

Bibliografía consultada: 
  • Geymonat, R, et al; Historia II. La Época Moderna en Europa y América. Editorial Santillana.
  • Abadie, S; et al; Historia 2ºc.b. Europa, América y Uruguay entre los siglos XVI y XIX. Ed Monteverde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario